Atrás

Celebración del Día Internacional de la Mujer

Este año, Berlín celebra el Día Internacional de la Mujer con un nuevo día festivo. Entrevistamos a dos de nuestras arquitectas sénior, Susanne Kersting y Franziska Gensichen, para preguntarles su opinión.

¿Es esta una señal prometedora de que estamos avanzando en el camino hacia la igualdad entre hombres y mujeres?

Susanne y Franziska: Este nuevo día festivo es un pequeño paso dado en un largo camino. Dicho esto, hasta 1977, las mujeres alemanas tenían que pedir permiso a sus maridos para trabajar, por lo que esta festividad puede verse como un hito histórico.

¿Por qué creéis que Berlín ha elegido el Día Internacional de la Mujer como día festivo? ¿Pensáis que otros estados federados seguirán su ejemplo?

Susanne: Berlín estaba bajo cierta presión política, como región con el menor número de días festivos, y una parlamentaria propuso que un nuevo festivo fuera el 8 de marzo. Varios estados han introducido nuevos días festivos, pero solo Berlín ha elegido el Día Internacional de la Mujer.

¿Cómo podemos mejorar la igualdad de género en nuestro sector?

Franziska: Alemania está tratando de lograr la igualdad a través de sus leyes. Un buen ejemplo de ello es la igualdad salarial para todos, introducida en 1980. Sin embargo, la brecha salarial de género actual muestra que, en realidad, Alemania todavía está atrasada. Un área que debería mejorarse es la transparencia (por ejemplo, en las estructuras salariales), pero también es muy importante profesar el respeto mutuo.

¿Hay que dar más importancia a las familias?

Franziska: Por supuesto, esto es fundamental. La rutina de 9 a 5 ha quedado obsoleta por varias razones. La tendencia general va en la dirección de una relación de trabajo basada en la confianza, y en definitiva, lo que cuenta son los resultados.

Susanne: Volviendo al tema de la brecha salarial de género, una razón clave por la cual las mujeres, en vez de los hombres, a menudo se quedan en casa para cuidar a sus hijos es el dinero. Además, algunas culturas de empresa no ayudan a los hombres a tomarse tiempo libre para cuidar a sus familias.

Franziska: Algo que aún no se reconoce en profundidad es la ética de trabajo de una madre: buena capacidad de organización, eficiencia y redes de trabajo. Estas son habilidades importantes con las que contar en una empresa. ¡Aquí a menudo nos referimos a la multitarea como «mamitarea»!

¿En qué medida puede el diseño de un edificio reforzar el dominio patriarcal?

Susanne: Lamentablemente, todavía hay muchas culturas internacionales que usan el diseño para separar los géneros de manera represiva. En la cultura europea hemos alcanzado, más o menos, un nivel de igualdad. Sin embargo, un aspecto que aún se echa en falta son las guarderías y lo ideal sería que fueran anejas al lugar de trabajo.

A modo de conclusión…

Susanne y Franziska: La solución es asombrosamente simple: la paridad proporciona a las personas un modo de vida saludable y feliz, y esto, a su vez, les permite trabajar mejor. Teniendo en cuenta que el famoso Premio de Arquitectura Pritzker ha sido otorgado a 43 hombres y solo a tres mujeres, la arquitectura aún puede verse como un mundo dominado por ellos, pero se están haciendo progresos y hoy nos gustaría celebrar el hecho de que el 55 % de los empleados de Hyphen son mujeres. ¡Felicidades!

#DIM2019 #ParidadPositiva