¿Te unes al club?

Nuestro reciente proyecto de diseño de oficinas colaborativas llevó a un miembro del equipo a hacerse la siguiente pregunta: ¿Se plantearía Hyphen mudarse a una oficina de este tipo?

Pero, ¿es la respuesta puramente monetaria o más bien de tipo filosófico?

Hay muchas empresas especializadas en ofrecer espacios de oficina de trabajo conjunto:

WeWork, Spaces, Techspace y TOG me vienen inmediatamente a la cabeza y, aunque inicialmente pudieran parecen más caros que los alquileres de oficina básicos, comienzan a resultar atractivos cuando se analizan los numerosos gastos asociados a un alquiler tradicional. Dada la flexibilidad adicional que proporciona a la hora de contratar y expandir el negocio cuando es necesario, la opción del trabajo conjunto parece económicamente viable.

Pero ¿cómo adoptaría nuestro personal este cambio y qué pensarían los clientes al visitarnos en una oficina de trabajo colaborativo? Dadas las muchas ubicaciones de este tipo ofertadas actualmente, sin duda contaríamos con un amplio abanico de posibilidades para nuestro nuevo hogar. Además, ¿importa que tenga una recepción común de obligado paso? De hecho, es el caso en la mayoría de edificios de oficinas grandes. Entonces, ¿estas oficinas colaborativas dan una impresión provisional y efímera? ¿Son más adecuadas para una nueva empresa tecnológica que para un estudio de arquitectura establecido?

Para responder a esto, tal vez tengamos que considerar el trabajo colaborativo como parte del «estilo de vida bajo suscripción», puesto que ya no compramos música, la escuchamos en streaming

Después de haber estado estrechamente involucrado en el diseño y equipamiento de muchas oficinas de trabajo colaborativo, el nivel de inversión de este tipo de clientes redunda en arquitecturas impresionantes que, muy lejos de parecer provisionales, ofrecen entornos de trabajo creativos y dinámicos. Súmale unas buenas instalaciones comunes y los eventos que ahora ofrecen muchas empresas colaborativas: formar parte de una comunidad multiprofesional podría proporcionar excelentes oportunidades para establecer contactos y desarrollar el negocio. Esto me lleva a preguntarme, ¿ha llegado el momento de unirse a la revolución?