Logística en retail

Con el rápido e ininterrumpido crecimiento del comercio online  y las expectativas de entrega inmediata de los consumidores, la demanda de centros de distribución nunca ha sido tan alta. La industria de la logística en retail está experimentando un momento de rápida transformación. Entrevistamos a la directora de nuestra oficina en Madrid, Eva Diego, para que nos cuente su visión.

¿Cómo ha cambiado el diseño de retail en los últimos años y qué impacto tiene ésto en el sector logístico?

Uno de los cambios más significativos es que los almacenes en las tiendas han pasado de ocupar un 20% de espacio alquilable a menos del 9%. Esta es una gran noticia para los desarrolladores de logística, ya que implica que la mercancía se traslada a almacenes y centros de distribución, para que los retailers puedan dedicar más espacio al área de ventas y centrar su atención en la experiencia del cliente. Aunque esto no es nada nuevo, no pasará mucho tiempo antes de que los almacenes desaparezcan por completo de las tiendas.

Los retailers también están incrementando su oferta de interacción omnicanal e introduciendo innovaciones como pantallas digitales, máquinas expendedoras de paquetes click & collect, espejos inteligentes en las tiendas y nuevas tecnologías para la recolección de insights de comportamiento y necesidades del consumidor. Los clientes ahora tienen acceso a «pasillos interminables» (donde pueden navegar virtualmente por una gama mucho más amplia de productos) y recibir artículos directamente en sus hogares, a menudo al día siguiente. Alternativamente, las personas pueden recoger sus paquetes en varios puntos de recogida, ya sea en la tienda, en la oficina de correos o en cualquier otro lugar indicado. Como resultado, los retailers necesitan una gestión de stock más sofisticada dentro de la cadena de suministro. La demanda de centros de distribución inteligentes nunca ha sido tan alta.

 

¿Hasta qué punto tendrá que evolucionar el sector logístico para mantenerse al día con la demanda?

Cuando un producto cuenta con el respaldo de una celebridad o influencer, puede ganar terreno en redes sociales y hacer crecer su demanda muy rápidamente. Sin embargo, a medida que aumentan las ventas, estos artículos «imprescindibles» pasan de moda casi tan abruptamente como entraron. El rápido cambio y la capacidad de respuesta a las tendencias son clave, ya que la moda es ahora un bien de consumo en constante movimiento.

Las personas están condicionadas por sus expectativas de que los productos se les entreguen de inmediato y en la puerta de sus casas, siendo cada vez más una prioridad en su decisión de compra. La tecnología está cambiando la forma en que el sector Retail gestiona y entrega logísticamente los productos a sus clientes y la introducción de vehículos automatizados, drones y robots tendrá un impacto significativo en la cadena de suministro.

Aunque los centros de distribución han estado tradicionalmente fuera de la ciudad, no hay razón para que éstos no puedan ser apoyados por centros logísticos más cercanos a las tiendas físicas. Esto podría proporcionar nuevas oportunidades de ventas, ya que una vez que se conozca el comportamiento de un cliente, se pueden ofrecer dos o tres productos adicionales, que se consideren relevantes para ellos, en el punto de recolección elegido. Estos centros de recolección también podrían ser parte de la solución a nuestras tiendas de calle cada vez más reducidas, ¡así que espero ver más sobre estas tendencias en el futuro!